domingo, enero 08, 2006

Se acerca.

Se acerca.

Mientras, en uno de mis momentos de mayor concentración grave (que alguien me explique qué significa ésto), leo Carter engaña al Diablo, de Glen David Gold, muy en la línea de Las Asombrosas Aventuras de Kavalier y Clay, de Michael Chabon. Altamente recomendado para amantes del siglo XX, y en concreto de sus principios, gira entorno a la vida de un mago mítico de la costa oeste y tal mientras retrata el fin de su época, simbolizado por el invento de la televisión.

Philo Farnsworth pensaba que su invento acabaría con las guerras, ya que si un americano podía ver en directo a un alemán desayunando nunca sería capaz de acabar con su vida.

Un instrumento para la cultura, gratuito, universal.

Mientras, el mago se enamora de una ciega. Paradox.

Es un libro que está muy bien. Feliz año.

5 Comments:

Blogger Jimina said...

Ese delfin tiene una sonrisa que me recuerda a la tuya.

Por lo demás: ¡ooooh!

2:04 p. m.  
Anonymous jab1 said...

Vaya, no sé que decir. ¿Qué tal... HONK-HONK!!!???

9:11 p. m.  
Blogger Jeremy Fox said...

Kavalier y Clay me parece un gran libro. Tendré que leer el de "Carter engaña al Diablo" si dices que es tan bueno como el otro.

Saludos

5:57 p. m.  
Anonymous carlito's way said...

De tema similar y (por lo que parece) distinto enfoque tenemos "el prestigio" de christopher priest, libro notable, aunque sobrevalorado.

9:31 p. m.  
Blogger Perezza said...

los magos siempre se enamoran de chicas ciegas

3:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home